Cargando...

MEDKids

Utilidad de la biometría hemática completa




Dr Jimmy Hernandez Hernandez

Dr. Enrique Cruz
Pediatra Intensivista

La Biometría Hemática Completa (BHC) es una prueba que se realiza en un laboratorio de análisis clínicos y que consiste en un análisis cuantitativo y cualitativo de las diferentes células sanguíneas que de manera normal componen nuestra sangre. Dicho de otra manera, analiza la presencia o ausencia de los diferentes tipos celulares y los cuantifica para poder utilizar estos números como elementos de apoyo al diagnóstico de una gran variedad de enfermedades, especialmente las enfermedades hematológicas y las infecciosas.

Para la realización de esta prueba, a los pacientes se les toma una muestra de sangre venosa mientras estos se encuentren con un ayuno de por lo menos 8 horas. A la muestra de sangre obtenida, se le realiza un análisis a la fórmula roja (eritrocitos), a la fórmula blanca (leucocitos o células de la respuesta inmune), una cuenta diferencial de los diferentes tipos de leucocitos y el recuento de las plaquetas. Además, también se cuantifica la hemoglobina, proteína responsable del transporte de oxígeno y elemento que se utiliza para diagnosticar las diferentes anemias que existen.

Cuando analizamos y contamos las células sanguíneas, podemos identificar alteraciones estructurales y fisiológicas presentes, cuya naturaleza puede ser de origen cotidiano (por alguna actividad física o fisiológica normal) o de origen patológico. Dentro de las enfermedades fisiológicas que modifican los valores y la función de las células sanguíneas, tenemos alteraciones fisiológicas como el embarazo, un choque de calor; afecciones reactivas tales como estrés agudo, necrosis o quemaduras; reacciones tóxicas como acidosis metabólica, diabetes, vacunas o intoxicaciones; reacciones toxicas infecciosas por patógenos;

neoplasias; reacciones inmunológicas como lupus eritematoso sistémico, SIDA, artritis reumatoide y alergias.

Esta prueba se puede complementar con algunos otros estudios para darle un mayor valor diagnóstico dependiendo de la alteración o patología de la cual se trate o se sospeche.