¿Por qué no es bueno prohibir alimentos a nuestros hijos?

0

Muchas veces no recordamos que nuestros hijos no son adultos y queremos que al igual que nosotros tengan nuestra misma alimentación tanto en las porciones de comida como en los alimentos que nosotros mismos nos restringimos.

Hay veces que tenemos creencias erróneas sobre nutrición y estas las aplicamos también en nuestros hijos. Si restringimos un alimento por completo nuestros hijos van a hacer hasta lo imposible para conseguirlo, por ejemplo, si no dejamos que coma galletas, el en la escuela va a comprar galletas o le pedirá a alguno de sus compañeros  y esto a la larga se puede convertir en un problema ya que el va a estar comiendo a escondidas todos los alimentos que no le permitimos comer.

Uno de las principales consecuencias de prohibir alimentos es, como ya había mencionado, comer a escondidas y esto a su vez provoca sobrepeso u obesidad ya que las cantidades que podría estar comiendo son muy grandes, otra consecuencia es baja auto estima ya que al ver que sus amigos o compañeros de clase si llevan estos alimentos él se puede sentir excluido.

Debemos tener una estrategia para permitir a nuestro hijo comer de vez en cuando los alimentos que le gusten para que no estas consecuencias no ocurran, ir con el nutriólogo es una IMG765buena opción para que desde pequeños formen el hábito de tener una alimentación saludable y correcta para su edad y así pueda incluir alimentos como galletas, papas, dulces, etc algún día de la semana. No debemos olvidar que en todo momento debemos explicar a nuestro hijo que estos alimentos no son saludables y que siempre debemos preferir frutas o verduras para que tengamos una buena salud y que no está mal que coman estos alimentos pero si tienen que ver que no sea todos los días de la semana ni en mucha cantidad.

Son niños debemos de recordar que les gustan alimentos que no son tan saludables pero que es bueno que prueben de todos los alimentos para que se formen un criterio de si lo quieren comer o no, si nosotros consideramos que nuestro hijo tiene algún problema nutricional como sobrepeso u obesidad deben acudir con un nutriólogo para que lo pueda diagnosticar y dar un tratamiento adecuado para la edad, estatura y peso del niño, nunca cambie su alimentación drásticamente sin ayuda de un especialista para evitar problemas posteriores.

Share.

A %d blogueros les gusta esto: