ANA FREUD

0

 

Dr. Enrique Cruz Guzmán
Pediatra Intensivista

 

 

Anna Freud nació en 1895 en Viena y murió en 1982 en Londres, fue hija de Sigmund Freud, comenzó a ejercer como maestra y con ello se interesó en el análisis de niños y adolescentes.

Su trabajo se centró en las funciones del yo en el desarrollo de la personalidad, y los mecanismos de defensa que tiene el individuo para evadir o evitar alguna situación de riesgo que se llegue a suscitar, por ejemplo, cuando nuestros hijos culpan a sus hermanos menores de sus comportamientos para evadir la responsabilidad de sus actos ¿les ha pasado? Justamente esos mecanismos de defensa trata Anna Freud.

Para Anna Freud el analizar a un niño era muy diferente a un adulto, ya que ellos no muestran tan abiertamente sus emociones por ende, creó técnicas de análisis del ambiente en el que se desarrolla el niño y emplea terapias de juego.

Estudió los mecanismos de defensa en los cuales son:

  • Negación: es un olvido de alguna cosa o situación para reprimir impulsos, aquí podríamos ver cuando a nuestros hijos se les olvida enseñarnos las notas de un examen, se las pedimos y no logramos verlas, siempre pone pretextos y nunca llega el día en que nos los enseñe, nuestros hijos a menudo evaden las situaciones o las hacen olvidadas para no afrontar las situaciones.
  • Desplazamiento: es enviar o culpar a otra persona o cosa que no es la causa real, aquí podemos encontrar cuando nuestro hijo a menudo culpa a su hermano menor para evadir la culpa y en cualquier situación culpa a su hermano.
  • Vuelta contra sí mismo: culparse a si mismo o autoflagelarse de alguna manera por impulsos externos, cuando les llamamos la atención a nuestros hijos y de alguna manera hacen berrinches y se culpan de sus acciones y de todo lo que pueda pasar en el hogar.
  • Formación reactiva: actuar de una manera y pensar lo contrario, cuando nuestros hijos saben que una cosa está mal, saben de qué manera comportarse, sin embargo, hacen las cosas que están mal.
  • Sublimación: es la manera en la cual las personas bloquean sus deseos sexuales realizando actos pro-sociales, cuando nuestro hijo sabe que no puede hacer determinada cosa y no la realiza, lo que él hace es escribir en su diario por ejemplo.
  • Introyección: adoptar características como nuestras. En el caso de los niños introyectan los actos de los padres, realizar las acciones que como padres ejercemos en casa.
  • Regresión: adoptar actos que no pertenecen a su etapa del desarrollo, es decir, comportarse como bebé cuando ya tiene 11 años, querer que le hables como bebé, etc.

Share.

A %d blogueros les gusta esto: