EL ADOLESCENTE Y EL NOVIAZGO

0

 

Dr. Enrique Cruz Guzmán
Pediatra Intensivista

 

Cuando nuestro hijo llega a la adolescencia nos afrontamos a una serie de acciones, reacciones o comportamientos que nos son difíciles de entender, nuestro hijo reacciona de manera diferente y muchas veces con enojo ante algunas circunstancias, difícilmente los entendemos porque han dejando de ser nuestros bebés y tienen diferentes ideales, formas de ser, de vestirse, expresarse, etc.

 

Nuestros hijos en la adolescencia comienzan a buscar su identidad, su independencia, establecen su independencia emocional y psicológica, dan una mirada a su sexualidad comenzando a entenderla y a vivirla.

 

En su infancia la mayoría de nuestros hijos desprecian a su sexo opuesto, jugando con ellos les preguntamos si tienen novia(o) y ellos rotundamente nos dicen que no, pero es justo en la adolescencia cuando ellos comienzan a fijarse en alguien más, hay que comprender que nuestros hijos están en una etapa en sí muy difícil, existen cambios considerables en su vida lo que les ocasiona diversas emociones como lo son los cambios físicos, psicológicos y sociales, por ende debemos estar al pendiente de sus nuevas relaciones. Como parte de su sexualidad comienzan a tener novios(as), establecen nuevos lazos afectivos y apegos hacia personas que les llaman la atención, sin embargo, como padres debemos estar al pendiente de ello, ya que nuestros hijos tienen su primer acercamiento a la limeranza o enamoramiento lo que muchas veces los llevan a diversas tomas de decisiones.

 

El noviazgo en la adolescencia resulta ser una etapa en la cual nuestros hijos se enamoran y es de suma importancia porque las relaciones que establezcan nuestros hijos contribuyen a su desarrollo y desenvolvimiento social, de igual forma debemos estar muy alerta y comenzar a dialogar sobre temas de sexualidad debido a la etapa por la que cruzan nuestros hijos y los llevan a la toma de decisiones de diversa índole.

 

En la adolescencia nuestros hijos se quieren comer el mundo entero y es totalmente normal y como padres debemos enseñarlos a hacer las cosas con calma porque no están en una etapa de tener una relación seria ni mucho menos duradera, en ésta etapa de su vida ellos deben conocer todo lo que los rodea, divertirse, hacer amigos y conocer diversas personas, si se llega a establecer desde ésta edad una relación seria y duradera suele ser perjudicial porque se están saltando etapas de su vida, sin embargo, tener un noviazgo en la adolescencia les ayudará a nuestros hijos a conocer y conocerse con base en sus interés lo que quieren para un futuro, el tipo de persona con la cual en años posteriores quieren compartir el resto de su vida.

 

Las relaciones de noviazgo contribuyen al desarrollo personal y autoconocerte, por ello no es malo que nuestros adolescentes tengan una relación, sin embargo, es importante que los guiemos en ese nuevo camino.

 

 

Share.

A %d blogueros les gusta esto: