EL ROMPIMIENTO DEL NOVIAZGO EN LA ADOLESCENCIA

0

Dr. Enrique Cruz Guzmán
Pediatra Intensivista

Si miramos el mundo de otra manera podemos darnos cuenta que hemos crecido en un mundo muy diferente a la realidad, esto pasa con nuestros hijos, desde pequeños tienen el ideal de encontrar al príncipe azul o a aquella heroína que será la que rescate a nuestros jóvenes de sus problemas, el mundo esta rodeado de historia con finales felices y nuestros hijos ven ese tipo de programas que los lleva a crearse ideales sobre las relaciones, con ello no quiero decir que una relación sana no exista, sin embargo, desde pequeños buscan ese ideal.

La adolescencia es una etapa en sí misma muy difícil de afrontar, nuestros hijos crecieron con ciertos ideales de finales felices y en el comienzo de una relación de pareja se pueden cometer diversos errores, se aferran a las relaciones porque simplemente eso es lo que siempre les han contado, que si quieres a alguien no lo dejes ir, el enamoramiento no es malo, sin embargo, al tener pensamientos al respecto de que la felicidad sólo se puede dar si conoces al príncipe azul y como adolescentes su primera relación les suena muy parecida a lo que ven y escuchan, es muy probable que ellos mismos se aferren a ello.

¿Qué sucede si nuestros hijos culminan su primera relación de noviazgo?

En la adolescencia existen cambios psicológicos importantes y nuestros hijos se encuentran muy sensibles ante cualquier situación, muchas veces un rompimiento de una relación en ésta etapa suele ser crucial, por un lado contribuye a su desarrollo porque es ahí cuando nuestros hijos conocen una nueva manera de sentir, de extrañar a alguna persona y de conocer más sobre alguna persona, pero por otro lado nos enfrentamos a depresiones que les quitan el apetito, las ganas de salir a la calle, de hablar con sus amigos, etc.

Por ello es muy importante hablar con nuestros hijos de sus sentimientos, hacerles ver que como padres los entendemos y darles consejos, no se trata de estar todo el tiempo al pendiente de sus decisiones sino brindarles las bases necesarias para que afronten cualquier situación que ponga en riesgo su estabilidad emocional, como padres somos guías de nuestros hijos y debemos hacerles ver que siempre estarán a su lado, así mismo brindarles las bases necesarias para autoprotegerse de las situaciones de riesgo a las que se pueden afrontar

Share.

A %d blogueros les gusta esto: