¿Cómo desarrollo en mi hijo la comprensión lectora?

0

 

Dr. Enrique Cruz Guzmán
Pediatra Intensivista

Nuestros hijos aprenden a leer desde el último grado de kínder o primer grado de primaria, leen de manera pausada y cuando solemos salir a la calle quieren leer todo lo que se les ponga enfrente, quieren conocer todo lo que los rodea, pero es importante que notemos que es muy diferente saber leer que comprender lo que se está leyendo. En la medida en la que pasa el tiempo nuestros hijos continúan leyendo pero con baja comprensión de diversos textos.

La comprensión lectora es de suma importancia porque a partir de ello nuestros hijos pueden comprender más a fondo diversas situaciones, por ende, es importante que desde niños le ayudemos a comprender lo que leen.

Es indispensable tomar el consideración la edad de nuestros hijos, por ende, cuando les proporcionemos una lectura es indispensable que ella se adapte a su edad, que no les proporcionemos lecturas que sean muy complejas.

Como padres podríamos ayudar a nuestros hijos a desarrollar desde muy pequeños la capacidad de comprensión lectora y podríamos seguir los siguientes consejos:

  • Buscar un ambiente cómodo y propicio para estar con nuestros hijos y fomentar las lecturas de comprensión.
  • Leer un párrafo con ellos y realizarles preguntas sobre el mismo, ello a lo largo de la lectura.
  • Leer con ellos una lectura completa y hacerles preguntas sobre la misma.
  • Ayudarles a obtener las ideas clave de un texto para hacer diversas estructuras como mapas mentales, cuadros sinópticos, mapas conceptuales, etc.
  • Hacer un cuadro comparativo entre diversos textos.
  • Enseñarles a leer con pausas y de forma tranquila.
  • Enseñarles habilidades y estrategias de lectura por medio de la elaboración de síntesis y resúmenes.
  • Preguntarles a nuestros hijos sobre las características de los personajes principales.
  • Cuestionar al finalizar la lectura lo que nuestros hijos le entendieron.

Es de suma importancia realizar actividades de comprensión lectora en nuestros hijos porque de esta manera contribuimos a su desarrollo y a un óptimo crecimiento intelectual que repercutirá en edades posteriores.

Share.

A %d blogueros les gusta esto: